Pausa de Pagos de Préstamos Hipotecarios (Mortgage Forbearance)

INICIO        BÚSQUEDA DE CASAS        VENTA DE CASA        SERVICIOS

casas de venta en denver

Es importante para los propietarios quienes no pueden hacer sus pagos hipotecarios que contacten a su prestamista y soliciten una pausa de pagos

Algunos propietarios quienes ya no pudieron permitirse hacer sus pagos de hipoteca este año pasado se aliviaron al averiguar que su prestamista o proveedor hipotecario les permitió pausar o reducir sus pagos durante un tiempo limitado. Mientras que esto realmente alivia la presión financiera, es solo un remedio temporal.

Más de 2 terceras de los quienes participaron en el programa de pausa de pagos durante la pandemia se han salido del programa. Quedan solo un poco más de 2 millones de propietarios quienes permanecen con la pausa de pagos.

Es importante para los dueños quienes encuentran que no pueden hacer sus pagos que contacten a su prestamista y soliciten una pausa de pagos. Si un propietario deja de hacer sus pagos sin un acuerdo, el prestamista relatará esta información a las compañías de reportaje de crédito, y esto puede tener un impacto negativo duradero en su historial de crédito. Sin pasar por aquel proceso, el prestamista supondrá que el préstamo esta en mora, y las protecciones permitidas bajo el programa de pausa de pagos podrían dejar de ser aplicables.

El programa de pausa de pagos no perdona el dinero que es debido. El prestatario debe reembolsar cualquier pago no hecho o reducido en el futuro. Si la pausa de pagos fue o es hecha conforme a la acta economica CARES Act, el prestamista no puede requerir el pago en su totalidad al final de la pausa. Además, Fannie Mae ha declarado “después de la pausa de pagos, no se debe de repente reembolsar los pagos perdidos, aunque el prestatario tiene esa opción.”

El programa permite que un prestatario evite el juicio hipotecario (foreclosure) durante un tiempo hasta que, con esperanza, la situación financiera del prestatario se mejore. Si al final del tiempo programado, la privación del prestatario continua, el prestamista podría ser capaz de ampliar el marco de tiempo.

Las provisiones de las pausas de pago varían dependiendo del tipo de hipoteca. Los prestamistas pueden describirle a los propietarios las provisiones y opciones específicas que se aplican a sus préstamos.

Los préstamos hechos por Fannie Mae y Freddie Mac requieren que los prestamistas dejen de informar acerca de pagos atrasados de parte de los prestatarios que participan en un plan de pausa de pagos y prohíben que se cobren penalidades y cargos por pagos tardíos. Además, el prestamista es encomendado para “trabajar con el prestatario en un plan permanente para ayudar a mantener o reducir las cantidades de los pagos mensuales si es necesario, incluso una modificación del préstamo.”

Hay varias opciones disponibles para reembolsar las cantidades pausadas o suspendidas después del periodo de pausa. Se puede reanudar el pago normal y el plan de reembolso puede ser establecido. Si uno puede empezar a volver a hacer los pagos, pero no a hacer pagos adicionales, los pagos no hechos podrían ser añadidos al final del préstamo o posiblemente se pueda hacer una hipoteca secundaria que es debida y pagadera al refinanciar, vender la propiedad o terminar la hipoteca primaria.

Para casos en los cuales el prestatario no puede empezar a volver a hacer los pagos regulares, podría haber disponible una modificación de préstamo con pagos más bajos, pero el término sería ampliado. Mientras el CARES Act no requiere que los prestatarios tengan que reembolsar todos los pagos no hechos en una suma global al final del período de pausa, el prestatario tiene la opción de hacerlo de todos modos.

El propósito es restablecer un plan de pagos para que el prestatario pueda reembolsar el dinero debido. Para ser elegibles para una modificación de préstamo, los prestatarios deberán mostrar que ellos no pueden hacer sus pagos de hipoteca actuales debido a la privación financiera, pero a la vez también demostrar que podían cumplir con los nuevos términos propuestos.

Conforme al CARES Act, los prestatarios con una hipoteca apoyada por el gobierno (GSE) tienen derecho a una extensión de 180 días adicionales que resultaría en un total de 360 días. Es necesario ponerse en contacto con el prestamista para solicitar la extensión.

Puede haber consecuencias tanto legales como de impuestos acerca de las pausas de pago y se aconseja conseguir consejo profesional. Una lista de agencias que dan tal consejo está disponible a través de HUD.

Otra Razón Para Refinanciar Ahora: Fannie Mae Casi Dobla Su Pronóstico del Aumento de los Precios de las Casas


Comentarios